jueves, 5 de mayo de 2011

EJEMPLO DE MEDIDAS DE SEGURIDAD E HIGIENE

EJEMPLO DE MEDIDAS DE SEGURIDAD E HIGIENE

Entre las medidas preventivas la normativa exige las siguientes:

- Una superficie y un volumen del local mínimos dependiendo del número de trabajadores y del tipo de taller.
- Lugares de tránsito con la anchura suficiente para la circulación fluida de personas y materiales.

- Accesos al taller visibles y debidamente indicados. Su número y amplitud serán las necesarias para que el personal pueda entrar y salir sin impedimentos.
- El piso debe ser llano, resistente y no resbaladizo.

- Los puestos de trabajo deben estar suficientemente iluminados, a ser posible con luz natural.
- El local se mantendrá debidamente ventilado, evacuando al exterior, bien por medios naturales o con extractores, los gases procedentes de motores, soldaduras, pinturas, etc.
- La temperatura ambiente en los puestos de trabajo debe ser de entre 15 y 18 °C, con una humedad relativa del 40 al 60 %.

- Las máquinas y equipos estarán convenientemente protegidos, y distarán unos de otros lo suficiente para que los operarios realicen su trabajo libremente y sin peligro.

- Los fosos estarán protegidos con barandillas, o debidamente cubiertos cuando no se utilizan.
- La instalación eléctrica y las tomas de corriente estarán dotadas de dispositivos diferenciales y de tomas de tierra.

- Los lubricantes y demás líquidos inflamables estarán almacenados en un local independiente y bien ventilado.
Prevención de accidentes Normas preventivas

- El taller contará con los servicios, lavabos, duchas y vestuarios adecuados, en función del número de trabajado-res.

Asimismo dispondrá de un botiquín de urgencia con los medios necesarios para la prestación de los primeros auxilios en los casos de accidente.

- Los extintores de incendios, en número suficiente, estarán distribuidos estratégicamente, en lugares fácilmente accesibles y bien señalizados.
- Los operarios tendrán a su alcance los medios de protección personal necesarios para el trabajo que desarrollan, como son: cascos para la protección de golpes en la cabeza, cascos para la protección de los oídos cuando el ruido es muy intenso, gafas, mascarillas, pantallas de soldadura, guantes, ropa y calzado de seguridad.

- Lesiones por caídas. Estas lesiones pueden ser originadas por espacio insuficiente en el puesto de trabajo o difíciles accesos al mismo; abandono de piezas, conjuntos o herramientas en los lugares de paso; piso resbaladizo por la existencia de manchas de lubricantes o de líquidos refrigerantes procedentes de las máquinas herramientas o de los vehículos en reparación; falta de protección en los fosos; etc.

- Lesiones por golpes. Éstas suelen ser la consecuencia del empleo inadecuado de las herramientas o del uso de herramientas defectuosas; no utilizar los medios apropiados de sujeción y posicionamiento en el desmontaje y montaje de los conjuntos pesados; no tomar las precauciones debidas en la elevación y transporte de cargas pesadas y de vehículos.

- Lesiones oculares. Este tipo de lesiones es muy frecuente en los talleres. En general es debido a la falta de utilización de gafas protectoras cuando se realizan trabajos en los que se producen, o se pueden producir, circunstancias como: desprendimientos de virutas o partículas de materiales, lo que ocurre en las máquinas herramientas y en las muelas de esmeril; proyección de sustancias químicas agresivas, como son los combustibles, lubricantes, electrolitos, taladrinas, detergentes (máquinas de lavado de piezas), líquidos refrigerantes (entre ellos el freón) y los disolventes; proyección de materias calientes o chispas, como en las soldaduras, en las que, además, hay que protegerse de las
radiaciones mediante pantallas o gafas oscuras.

- Lesiones producidas por órganos en movimiento. Éstas son causadas por deficiente protección de máquinas herramientas o por descuidos en el manejo de las mismas, y también por no tomar precauciones en los trabajos efectuados con utillajes o con motores en marcha. El empleo de ropa adecuada reduce estos accidentes.

- Intoxicaciones. Las más frecuentes son las originadas por el monóxido de carbono producido por motores en mar-cha y la inhalación de vapores de disolventes y pinturas en locales mal ventilados. También por la ingestión accidental de combustibles, cuando se realiza la mala práctica de sacar carburante de un depósito aspirando con la boca por medio de un tubo flexible.

Siendo la prevención de accidentes un bien común para la empresa y los trabajadores, no sólo la primera tiene la obligación de adecuar las instalaciones y facilitar a los segundos los medios de protección personal, también los operarios están obligados a cumplir las normas de seguridad establecidas por la empresa.

Dada la gran variedad de tareas que se efectúan en los distintos talleres del ramo de automoción y de la diversidad de medios empleados para su ejecución, las medidas a adoptar son muy complejas, por ello, las normas generales deben adaptarse y concretarse en cada taller para eliminar las situaciones de riesgo. Las normas más importantes pueden resumirse en las siguientes:

NORMAS DE CARÁCTER GENERAL
- Actuar siempre de forma premeditada y responsable, no caer en la rutina ni en la improvisación.

Accidentes más frecuentes en los talleres de automoción
Condiciones de seguridad e higiene en los talleres de automoción


- Respetar los dispositivos de seguridad y de protección de las instalaciones y equipos, y no suprimirlos o modificarlos sin orden expresa del jefe inmediato.
- Poner en conocimiento del jefe inmediato o del Comité de Empresa las anomalías observadas en los dispositivos de seguridad y protección, así como cualquier otra circunstancia que pueda entrañar peligro.

- No efectuar por decisión propia ninguna operación que no sea de su incumbencia, y más si puede afectar a su seguridad o a la ajena.
- En caso de resultar accidentado o ser testigo de un accidente, facilitar la labor investigadora del servicio de seguridad, para que puedan ser corregidas las causas que lo motivaron.
- Ante cualquier lesión, por pequeña que sea, acudir lo antes posible a los servicios médicos.

NORMAS DE HIGIENE Y PROTECCIÓN PERSONAL

- No conservar ni consumir alimentos en locales donde se almacenen o se trabaje con sustancias tóxicas.

- Para la limpieza de manos no emplear gasolinas ni disolventes, sino jabones preparados para este fin.
- No restregarse los ojos con las manos manchadas de aceites o combustibles procedentes de efectuar trabajos en motores u otros mecanismos.
- Utilizar delantal o traje impermeable completo, guantes y gafas cuando se trabaje en equipos que empleen aceites refrigerantes y líquidos detergentes, como en las máquinas herramientas y de lavado de piezas.

- Usar ropas adecuadas a la labor que se desarrolla. Los operarios que trabajan con máquinas herramientas o moto-res en marcha deben vestir prendas ajustadas, sin pliegues ni cinturones ni corbatas con los extremos colgando, que pueden ser captados por las partes giratorias con riesgo de accidente.

- Es obligado el uso de gafas cuando se trabaja en máquinas con
muelas de esmeril, como afiladoras de herramientas y rectificadoras.
No efectuar soldaduras sin la protección de delantal y guantes de cuero, y gafas o pantalla adecuadas. Si el que suelda es otro operario, emplear igualmente gafas o pantalla para observar el trabajo.

- Utilizar mascarilla en las operaciones de pintado con pistola, y en todos los ambientes con exceso de polvo o con gases nocivos.
- Emplear guantes de cuero o de goma cuando se manipulen materiales abrasivos, o piezas con pinchos o aristas.
- Evitar situarse o pasar por lugares donde pueda haber desprendimiento o caída de objetos.
bibliografia: industrailes. TAVEX.com.mx

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada